lunes, 27 de septiembre de 2010

Salió mi número...


Siempre he pensado que la inmigración más odiosa es la de Estados Unidos.Nunca he logrado entender por qué los oficiales de los diferentes aeropuertos son tan poco sociables. Al parecer son contratados para intimidar, aterrar y preocupar. Gracias a Dios antes de vivir en USA siempre vine con Visa de trabajo y nunca hubo problemas, pero la verdad es que los funcionarios son insufriblemente los mejores secuestradores de la tranquilidad. Actualmente resido en Miami hace ya una década y pues por mis viajes de trabajo entro y salgo diarimente. El cuento es que aunque vivo en Estados Unidos siempre experimento la misma sensación al llegar, dar mi residencia y mostrar mi pasaporte o incluso en un vuelo local. De hecho me parece que la función de inmigración y aduana en los aeropuertos ha cambiado. A veces he llegado a pensar que como misión tienen hacerlo sentir a uno como un delincuente o un traficante, porque las formas que utilizan para corroborar la información personal no parece la más correcta. Es increíble, pero supongo que todo lo que hacen forma parte de su trabajo como quien dice. Por otro lado, se y estoy consciente que las cosas que han ocurrido en ésta gran Nación han intensificado las medidas de seguridad. Eso es lo que me respondo cuando veo el maltrato emocional que estos trabajadores ejercen con los visitantes que en su mayoría vienen a gastar su dinero, ver a un familiar o pasar unos días de descanso. Si bien es cierto que hay personas con intenciones de quedarse por las razones que sean tengan o no papeles, existen muchos que bendito Dios y las circunstancias no tenemos nada que temer. Claro está, sin duda éste personal de inmigración estadounidense a diferencia de los de inmigración en México (por ejemplo, entre otros) no son buenos anfitriones, porque la gente se quiere ir antes de entrar con verles la cara con esos ojos de psicólogo barato que esta tratando de supuestamente hacer su trabajo haciendo preguntas sin sentido. -"Cuántos días lleva fuera?", una responde: -"Menos de 24 horas porque solo fuí hacer una entrevista". Es mejor no decir nada porque allí creen que una es "Una Muñeca de la Mafia" o "Rosario Tijeras" por viajar tan seguido, con poco equipaje y por pocas horas.
Me pregunto incluso, será que de esa manera si sienten éstos oficiales que hacen su trabajo? Será que a ellos cuando viajan les hacen lo mismo? Pero a propósito de inmigración y convencida de que no me creeran les voy a contar algo que ni yo podía creerlo cuando me paso. Resulta que fui a México en agosto para entrevistar a Carmen Salinas sólo por un día y cuando regresé el oficial de inmigración que me tocó le dio un ataque cuando me ve mis lentes puestos. Asumo que se me olvidó quitarme las gafas oscuras al llegar a la cabina, pero el caso es que éste mínimo me subestimó o como siempre se equivocaron de persona. El tema fue que el hombre luego de piropearme, de coquetear y hablar más que un loro, me mandó a revisar el equipaje con los chicos de aduana, quienes hasta me dijeron que no entendian la razón por la cual estaba allí.Finalmente todo bien, una demora de 20 minutos, revisión de mi ropa interior ya usada, cremas bronceadoras, vestidos, dormilonas,maquillaje, etc, etc, etc me pidieron una foto, una firma, saludos a sus abuelas e hijas, Mickeysssss Mousessss y ya. Ahora bien, pueden suponer que en mi regreso de México el sábado me tocó en la línea de inmigración el mismo oficial que me tocó el mes pasado? Y lo peor es que el tipo se da cuenta porque vio su letra en mi pasaporte y ni él lo podía creer. Ahora capaz que pide para que me lo asignen en cada viaje como "oficial encargado". Increíble pero cierto,siempre me halaga, me pregunta de dónde soy, me hace poner las huellas, estampa sus firma "en la misma página", me ve, analiza, mira de arriba hacia abajo y pues ya casi que me pregunta por mi hija, mis padres, el nombre del doctor que me las operó, el nombre del perro de mi hermana y hasta por el estado del tiempo. Ni modo voy a ver si me juego la lotto a ver si me la gano.Sin duda chicos vivir para contarlo y tratar de disfrutarse hasta lo que una misma no acepta del todo... ajajjajajajjaa

3 comentarios:

*LLUVIA* dijo...

Jajajaaa...!
A pesar de vivir en este pais desde los 9, hablar el ingles como una de aqui, y estar bien "americanizada," todavia me enfermo del estomago cuando me topo con un agente de inmigracion.

Cuando estaba en la universidad, el dueno de la casa donde yo vivia era agente de inmigracion y siempre nos llamaba cosas insultantes contra los mexicanos.

scottnicolas86 dijo...

hola tengo 5 a..s) viviendo aqui en usa.y ya tengo mi nino de tan solo 10 meses y estoy tan contento pero cuando dicen que le quitaran la ciudadania a los hijos de indocumentados m pongo triste cuidense saludos

Cosas ricas y buenas dijo...

sabes,.que casualidad que cuando v tu entrevista ..pense: wpw carolina esta en mexico asi como asi..si..el trabajo le toca salir y eso..y me hiceesa pregunta: como sera inmigracion con los reporteros y demas..porque en esos asuntos federales hay si no hay fans...pero me sacaste de la duda...oyeme que vaina!!