lunes, 22 de mayo de 2017

Hacer la milla extra es lo que garantiza el éxito.

En varias ocasiones les he contado que en mi mudanza a Estados Unidos al igual que muchos tuve que guardar un rato mi título de periodista y realizar distintos oficios para poder comer, pagar renta y como quien dice agarrarle el gusto a eso de ser "inmigrante" cosa difícil de lo si. Y aunque seguí soñando y haciendo méritos en otro lugar que no era mi casa para volver a mi carrera el camino no ha sido fácil, pero si satisfactorio. Y cuando digo satisfactorio me refiero a todo lo que tuve que aprender o recordar. De hecho desde muy chiquita mi madre siempre nos dijo a mi hermana y a mi que el oficio que quisiéramos realizar en la vida lo tendríamos que desarrollar de manera eficaz sin mediocridad. Y eso lo traigo a colación en este mi blog de hoy porque esa frase a gritos de mi mamá se me quedó tatuada "si van a trabajar de zapateros sean el mejor, si van a ser barrenderos sean las mejores"; y así sucesivamente. Y ayer me acorde particularmente de esto porque decidimos ir a comer a un famoso restaurante de carnes y de verdad  no mencionaré el nombre del lugar porque como dicen "la mala publicidad igualmente es publicidad " y no le haré bajo ningún concepto publicidad. Debo empezar diciéndoles que desde que abrimos la puerta e ingresamos al lugar me sentí muy incómoda, ya que la primera frase que dijeron como cinco mesoneros al verme entrar con mi pedacito de luz en el coche fue al unísono "EL COCHE NO PUEDE PASAR". Les juro y eso creo que ya lo saben me convierto en maléfica cuando se meten con alguna de mis hijas y resulta que así me sentí. Porque si bien puedo entender que por cosas de espacio o de lo que sea los coches podrían ser incómodos esa no era la forma de dar la bienvenida a unos comensales que seleccionaron su restaurante para comer existiendo tanto restaurante en esa área. Y cabe acotar que el restaurante no es nada barato. También es importante destacar para ser justos que la comida es excelente, pero como también dice otro dicho que conozco "lo que hacen con la mano lo dañan con el pie". Para no hacer el cuento tan largo, luego del desagradable recibimiento y de haberle demostrado que el coche se convertía en silla de carro (car seat ) pues el stroller doona es de alta tecnología y fue diseñado exactamente para ofrecer esa facilidad a los padres de andar solo con un aparato que cumple las dos funciones, nos sentamos en la mesa con el coche convertido en silla de carro y empezamos a mirar el menú y observar qué deseábamos comer. Mi hija y mi mamá se decidieron por vacío bien cocido una con papitas y la otra con arroz y papitas. Mi esposo luego de una demostración de los distintos cortes de carne también pidió carne a medio término con vegetales. Y luego de pasar el mal rato, picar un poco de pan y tomar agua e ir al baño, me decidí y ordene una pechuga de pollo. Mi bebe que seguía dormida y todos que manteníamos una amena conversación fuimos sorprendidos por un chico del restaurante que insistía en llevarse unos pequeños platitos por  aquello del espacio. Allí también quede sorprendida porque luego de insistir con quedarme con el platito chiquito el chico igualmente se lo llevó porque creo que no entendió mi español caraqueño. Bueno para ir al punto pueden creer que cuando empiezan a traer la comida los platos eran gigantescos, como para alimentar una familia de 10 personas, medio hasta pena porque yo viendo tanta comida pensaría que son unos trogloditas. Claro y por qué pasó esto porque al ordenar la comida no existió eso que yo llamo hacer la milla extra y ponerte en lugar de la otra persona. No se me hace justo que un mesonero no sugiera a sus clientes qué platillo sería más conveniente. Y ojo no se trata de dinero ni de que la comida estuviera maluca, se trata que no es correcto que para que pagues más te dejen pedir tanta comida y que obviamente una familia de 5 integrantes jamás se podría comer en una sentada. En fin, lección aprendida y no me quedaron ganas de volver a ese restaurant más nunca. Y lo que me queda es hacer mis sugerencias a los próximos visitantes del restaurant más famoso de carnes de esa área de Miami Beach para que estén más enterados de como es la cosa en el "concurrido restaurant". Bueno mis amores y concluyo mi escrito de hoy invitándolos a que siempre hagan. As de lo que pueden hacer para ser recordados con una sonrisa y no con un mal sabor de boca. 

domingo, 30 de abril de 2017

Más divos que el propio Divo de Juárez.

A lo largo de mis años en el mundo del entretenimiento me ha tocado ver de todo y cuando digo de todo es "de todo". Hoy quiero hablar de un tema que siempre me ha llamado poderosamente la atención y es el caso de aquellos que seguramente quisieron ser famosos y nunca lo lograron y decidieron convertirse en algunos casos en su mano derecha y/o publicista o manager. Si bien es cierto que manejar la publicidad y el marketing son algunas de las maravillas de las comunicaciones, también puede ser lo contrario; porque lo que es  un arte desde mi punto de vista, estas personas de las que les hablo precisamente arte no tienen porque en variados y repetidos casos es insólito el divismo con el que se desenvuelven. Y claro haciendo una que otra salvedad porque conozco a muchas personas que trabajan de publicista y son muy gente, muy amable, cualidades éstas que jamás puede faltar creo yo en ninguna persona que se lleve a un artista de la mano por este negocio del espectáculo. Y saben por qué lo digo? En efecto por aquellos que sienten que tienen a Dios agarrado por la chiva y en un
cien por ciento de los casos deben ser los seres más frustrados y tristes del planeta. De hecho son las personas qué tal vez dañan la reputación de un famoso.  Uno como periodista tal vez tiene el vicio de suponer que la antipatía viene del artista cuando en la mayoría de los casos y se los digo con base, viene de estos seres que si bien son la conexión entre los comunicadores y ellos ( los famosos) también pueden ser los que te alejen de tener algún contacto con alguien qué tal vez es maravilloso, pero que la oscuridad de estos seres les quite brillo. Incluso les cuento una anécdota me ha tocado ver en el presente a gente con la llegue a empezar mi carrera hace ya casi más de veinte años y me provoca reírmeles en la cara por la actitud tan vergonzosa a la hora de acompañar a una celebridad a una alfombra roja o alguna comida, evento, premio y pare usted de contar. El caso y la moraleja de este asunto y es un poco lo que siempre digo a diario, cuando uno en cualquier oficio que desempeña deja de ser humilde y agradable es cuando en esencia te hace falta lo más importante para ser el mejor barrendero, el cantante más pegado, el zapatero más buscado , pintor o lo que sea " humanidad" , eso a lo que uno le dice "buena gente". Es más por eso en la actualidad prefiero rodearme de gente tal vez más "gente" que talentosa, porque el talento se desarrolla, pero se es o no se es buena persona, no a medias. Y ojo cada quien tiene su percepción de las cosas, no pretendo cambiar a nadie . Vuelvo y repito hay publicistas y manager de managers...y antes de que alguien lo diga que le caiga el saco a quien le quede. Pero que feo que esos que en lugar de engrandecer al medio hagan pensar a las nuevas generaciones que para ser parte de la maquinaria de un equipo de un artista debes ser según ellos: odioso , de mirada perdida, de cara que todo le huele mal y de maleducados al no responder a un saludo, email y/o llamada. Claro cuando es al revés la cosa cambia porque si ellos llaman debemos sentir que "San Pedro" mismo nos está llamando. Ay mi gente como decía  Andres Eloy Blanco "Lo que hay que ser es bueno y no decir que se es bueno".

domingo, 9 de abril de 2017

Simplemente Carolina Sandoval: En qué nos estamos convirtiendo ?

Simplemente Carolina Sandoval: En qué nos estamos convirtiendo ?

En qué nos estamos convirtiendo ?

A veces veo  los niveles de violencia alrededor del mundo y me quedo impactada. Ver cómo un problema no se puede resolver de manera civilizada, sino que finaliza en la muerte de alguien. Cada noticiero con lo que empieza sus emisiones es con casos en donde matrimonios felices pasaron a ser enemigos y alguien muere, de hecho que la violencia al parecer no discrimina en clases sociales, razas o edades. En una ocasión el asesinato de una chica que fue grabado y posteado en facebook y por supuesto se hizo viral me dejo asustada por el tipo de morbo al cual incluso el asesino le puso a su sangriento acto. Eran novios, pareja, vivian juntos y acabar todo con ese nivel de agresividad. O también el asesinato de La Niña Yuliana en Colombia realizado por un arquitecto de la alta sociedad dejo al mundo con una profunda tristeza porque quién puede ensañarse de esa manera con un angelito que recién empezaba a soñar. Ya no sé si las películas se copian de la realidad o si la ficción se  convierte en realidad. Y así cuentos de casos. Ayer en un centro comercial en donde voy a menudo hubo un asesinato-suicidio y aún no me lo puedo ni creer ya que es un lugar calmado, tranquilo, en una parte de la ciudad que se caracteriza por ser un área bonita sin riesgos (supuestamente).  Todas las semanas mis hijas y yo vamos a Merrick Park a disfrutar de las clases de mi bebe y aprovechamos mi hija mayor y yo de comprar maquillaje o comer helados con otras amigas. De hecho que ayer en un lapso de tiempo, más o menos al mediodía me empezaron a entrar mensajes de mi hermana primero, de otras mamás, de todo el mundo , preguntándome si me encontraba bien y realmente me asuste cuando mi hermana que trabaja en un hospital me dijo lo que ocurría en el centro comercial donde me la paso. Un chico que al parecer todos tenían como una persona de buen carácter y carismático se presentó en las instalaciones del gimnasio donde trabajaba y del cual había sido despedido con un arma abriendo fuego en contra de varias personas. Me quede muy impactada del grado de violencia, porque nada justifica el asesinato de alguien. Tantas personas que estuvieron en peligro, familias que se encontraban en el mall almorzando, madres que como yo acudimos a Gymboree a las clases de los bebés. Es como que si de verdad el mundo se estuviera acabando porque nada justifica la violencia omla muerte de otro ser. Yo solo le pido a mi Dios que vea con ojos de piedad a cada rincón del mundo porque en Venezuela matan despiadadamente a estudiantes que siguen defendiendo sus ideales, en Siria el propio gobierno asesina niños y acá en Estados Unidos hemos sigo testigo de los asesinos en salas de cine, universidades, colegios que llegan con armas y disparan a todo lo que camine y pare usted de contar; de verdad si seguimos haciendo la lista no pararíamos. Es insólito, no tengo palabras para seguir expresando mi angustia, porque soy madre de dos niñas una de 13 años y otra de 9 meses y este mundo al parecer está careciendo de valores, de compasión, de bondad y tolerancia; y aunque soy un poco soñadora y pienso que somos más los buenos que los malos no puedo tapar el sol con un dedo. Deseo de todo corazón que está miseria humana se acaba y que cada corazón sea tocado con la luz divina del todopoderoso y nos de sabiduría para lidear con tanta realidad.
 #cosasquesientecaro 

sábado, 21 de enero de 2017

Qué es el poder?

Qué es el poder? Es una pregunta que tengo en mi cabeza hace semanas y cada vez que trato de ubicar la pregunta y junto a la frase "personas poderosas" no me viene a mi memoria emotiva sino la persona que creo ha sido una mujer muy poderosa desde mi punto de vista 👉🏻La Madre Teresa de Calcula porque pudo ayudar a tanta gente que ese poder que tenía de "poder dejar lo de ella o su vida por otros" es lo que la hace para mi alguien con mucho poder. De hecho cuando dije todo esto en mi monólogo interno antes de escribirlo dije: " así sí quiero tener poder" . Tener poder de arreglarle la vida a alguien, sentir que una frase mía o un gesto mío tiene el poder de influenciar positivamente a alguien o incluso hacer que reflexione me hace sentir que  estoy por el camino correcto. Y lo mejor de todo es que cada vez que me llegan estas cosas a la cabeza no me queda más que admitir que tuve al hombre más poderoso del mundo como padre porque en los 68 años de vida que vivió tuvo el "poder" de hacer que muchas personas no lo olvidarán jamás. Por cierto el día de uno de los rosarios luego del velorio de mi padre escuche a hablar a tantas personas sobre lo que mi padre había cambiado la vida de otros con sus consejos, palabras y acciones que me sentí inflada del orgullo. Ojalá mi gente que esa palabra que hace que muchas personas se sienta que merecen flotar en lugar de caminar sea para "hacer el bien" y no para humillar, presionar, maltratar y herir a nadie. De hecho que el otro día cuando escuché a tanta gente hablar de un discurso de una actriz de Hollywood sobre el poder empecé a analizar el comportamiento de las personas poderosas y creo que mucha gente que tiene poder tal vez al emplearlo de manera mezquina está sacando un poco sus frustraciones haciendo que alguien más pague por algo que no hizo o no ejecutó de manera correcta. Ojalá "insisto" el mundo tenga a pura gente poderosa, pero poderosa de "poder cambiar corazones" y hacer que alguien más sea como esa persona en función de sus valores y no en función de su cargo. Si se puede tener el poder de manera correcta, Dios te pone siempre en una posición en donde debes aprender algo o enseñar algo.
 #instamom
#madred2

jueves, 28 de enero de 2016

A bañarse con agua fría para que nada te sorprenda!!!

Amo el agua caliente,soy de las que se baña con agua "pela pollo" como dicen por allí, de hecho siempre desde que estaba chiquita mi mamá me regañaba porque me decía que de tanto bañarme con agua caliente me pondría viejita muy rápido y aunque no sé si al final del día tendrá razón, pero como dicen por allí "más sabe el diablo por viejo que por diablo". El tiempo ha seguido pasando y sigo con mis mañas de infancia solo con la diferencia que con la experiencia que nos dan los años y las vivencias he aprendido que nada como una rica ducha de agua caliente que finalice con un poco de masoquismo, es decir en medio de mi baño de agua caliente siempre abro la llave del agua fría para hacer que mi cuerpo se acostumbre a eso que le llamamos lo inesperado. Es un trabajo terapéutico que he utilizado a lo largo de los años para acostumbrar a mi cuerpo a eso que llaman "te cayo como balde de agua fría", cuando uno espera lo malo pocas cosas te sorprenden y si te sorprenden por lo menos extrañan menos. Es un poco esperar lo malo primero, porque si llega lo bueno te alegras, pero si llega lo malo ya tienes piel de cocodrilo. Mi sugerencia mi gente es que tengamos los sentidos bien abiertos porque con el pasar de los años debemos superarnos a nosotros mismos y evitar decepciones que nos haga tener bajones emocionales. Recuerden siempre que los años y las experiencias que acumulamos nos deben servir de protección ante las circunstancias que la vida nos presente.

viernes, 1 de enero de 2016

Con el pie derecho...

Siempre escuchamos cuando empieza cada año que tenemos tiempo de comenzar,de analizar,de reinventarnos,de hacer esos cambios radicales que sabemos debemos hacer para cambiar los resultados y a veces vamos dejando que pasen los días y esperamos ese día preciso que nunca llega. Qué es lo que nos frena? Que es lo que nos sabotea ??? Hemos buscado dentro de nosotros esas respuestas? Seguro que si,pues no existe nadie que nos conozca mejor que nosotros mismos. Mi sugerencia y es un ejercicio que estoy poniendo en práctica desde hoy es no exigirnos demasiado,sino dejar que todo fluya porque es indudable que todo aquello que es impuesto y visto como obligación es aquello que hacemos con mala gana. El tema de alimentarnos mejor,más allá de vernos guapos tiene que ver con la salud;el tema financiero es un tema de importancia y de tomarlo con seriedad ya que si nosotros no tomamos consciencia nadie lo hará por nosotros; colocar en un papel o en nuestros celulares nuestros propósitos puede ser una buena idea;otro punto es el tema de familia hay que saber que no vamos a cambiar a nadie y que la mejor batalla es aquella que no ocurre,dejemos que nos gane la tolerancia,la bondad,paciencia y hasta hacernos los tontos cuando sea necesario;con respecto al trabajo evitar molestias y agradecer que tenemos empleo y empeñarnos en ser una personas sonrientes,felices y escoger nuestras batallas,nada es tan importante como para perder la paz. Hablar menos y escuchar más esa quiero que sea mi consigna este año;ser mejor para mí,lograr superarme a mí misma y saber que mi mejor amiga soy yo,nadie puede ayudarlo a uno más que uno mismo con el poder de Dios en nuestros corazones.Ser un molde de lo que siempre quisimos ser y asumir retos,pues de eso se trata la vida.Vive,dejar vivir,no tropieces con la misma piedra y no arregles lo que no se ha roto. Ojalá que en estos 366 días que nos regala este año logremos ser quien siempre soñamos ser. Anhelos de una soñadora que cada día sigue aprendiendo en este camino llamado vida!!!

domingo, 6 de septiembre de 2015

Existe coherencia en lo que dices con lo que haces...?

Cada día que pasa aunque digo que no me sorprende nada sigo sorprendiendome con algunas personas, pues de forma pública  pregonan practicar alguna disciplina espiritual o incluso una creencia religiosa  con tanto afán que hasta me da pena ajena cuando observo que no existe coherencia entre su teoría y su práctica. De hecho  sinceramente a veces hasta les creo y cuando veo ciertas cosas hasta me pregunto: "será que yo estoy viendo algo que los demás no perciben?".  Incluso creo que en este punto de mi vida he logrado tener más respeto por los que dicen no creer en nada, porque por lo menos son más leales con ellos mismos. No les puedo negar que esta reflexión me ha llevado a suponer que muchas disciplinas espirituales pierden sus fundamentos cuando personas sin ningún respeto por ellos mismos ni por los demás agarran como modas lo que para otros es su salvación. No dejemos que aquellas sanguijuelas emocionales logren destruir lo que con mucho esfuerzo y evolución en sus propios espacios han realizado de manera genuina muchos seres que han transformado realmente su vida con determinado culto, filosofía, religión, creencia, camino y pare de usted de contar.  Hay que seguir creyendo, utilizando lo que nos sirve, pero siendo coherentes con nuestras prácticas. No dejemos que el mundo de la falsedad y la hipocresía nos gane. La batalla es personal, no existe nada que tengamos que demostrar,  con Dios no hay que aparentar.