miércoles, 16 de abril de 2008

PARA ALLA VAMOS TODOS


Para allá vamos todos. Todos y cada uno de nosotros vamos hacia el mismo lugar estemos de acuerdo o no. Bellos, encantadores, divinos, altos, rubios, gordos, flacos, chinos, venezolanos o suecos.


Hoy estaba viendo unas imágenes de la bella Liz Taylor y casi me pongo a llorar. Claro no por la realidad, sino porque una cuando esta en la flor de la vida, a veces no aprecia cosas que siempre valdrán la pena.


Una a los veinte, busca la forma, olvidando el fondo y en muchos casos se queda vacío totalmente el recipiente , por no decir que siempre. A los treinta sentimos que somos lo máximo. Y con el pasar del tiempo ya no se recuerda el espejo.


Las fotos de Elizabeth Taylor, eran de una señora mayor y frágil. Ya no queda rastro de la esbelta y espectacular mujer de cabello negro impecable, escotes pronunciados, zapatos de tacón y de uñas envidiables.






Ahora sus curvas reposan en una silla de ruedas y su piernas deseadas por hombres de toda nacionalidad duermen. Sus ojos los lleva cubiertos con anteojos que la protegen de los rayos solares que ahora no la broncean.



De verdad que aunque no lo pensemos, todos vamos para allá, como dice el dicho: “ pa’ viejos vamos todos’. Y es que sin lugar a dudas , por eso que antes de esos días de vejez, debemos vivir bien y mejor, y disfrutar de cada instante debe ser una misión y no una obligación.




Debemos ver como una realidad el paso de los años y qué mejor que verlo a través de estas celebridades que son como ejemplos en el desarrollo de nuestra existencia por lo menos a nivel superficial