miércoles, 16 de septiembre de 2009

Dicen que todo lo bueno viene en frasco pequeño al igual que el veneno: Alexander Hernández



Les quiero contar algo muy íntimo. Cuando escribo de gente que quiero con todo mi corazón es más dificil que lo contrario. Hoy quiero contarles de uno de los soñadores más perseverantes que he conocido en mi vida. Decir su nombre me llena los ojos de lágrimas y escribirlo me da orgullo: Alexander Hernández. Contarles que de la mano de Alex me recorrí varios teatros venezolanos y muchas calles de la ciudad que nos escuchó gritar nuestros sueños, es poco. Mencionar que nuestro encuentro cuando empezamos a enamorarnos de las tablas es tener que agradecer a Dios de haberlo puesto en MI camino. Hoy día ser testigo de su éxito y camino a la consolidación es saber que sí vale la pena luchar. Y más aún cuando se lucha por aquello por lo cual uno cree firmemente. Saben cuántas puertas se le cerraron a Alex, saben cuántos dias dijo “no más”. Relatar anécdotas sería largo, pero lo que si es muy corto y definitivo, es que al fin el mundo se enteró de que éste hombre maravilloso existe. Estoy feliz por la constancia, por la disciplina y la determinación de éste pequeño gran hombre. De hecho mirar los ojos de Alexander, es poder corroborar que aún existe la gente genuina. Saberlo sin malicias es incluso llegar a tener miedo de su inocencia. Y saber que aún y todo con esa inocencia maneja tan rico la ironía y el humor negro es aún más impactante. Leer sus textos, analizar sus historias y escuchar a su “Panchita Pocaterra” es no acabar de sentirse orgullosa de su brillante cerebro.
Estoy convencida que falta mucho por recorrer. Sé que todos los Hernández deben sentirse plenos al saber que tan maravilloso ser humano y sinigual escritor es parte de su historia. Y saben más? Sé que desde donde quiera éste el progenitor de mi Alexander Hernández debe dar gracias a Dios por haberle dado el hombre con el corazón más lleno de colores y cosas bonitas que yo conozco. Mi poeta y escritor sabes que te admiro y respeto.

1 comentario:

dilianoa dijo...

Bellisimo comentario... estoy de acuerdo contigo..le he hecho seguimiento a la carrera de Alexander , que ya eres exitoso...saludos y que dios lo bendiga!!1