domingo, 21 de marzo de 2010

Cambiar a una Princesa por una piltrafa? NOOOOOO



Sin ningún tipo de discriminación siempre he dicho que si a una la van a cambiar por otra que la cambien por algo mejor. Se siente menos mal. De hecho estoy segura que sería hasta una motivación para modificar cualquier defectico. Y aunque suene irónico, si piensan en montarnos cacho sería muchísimo menos duro para el fulano “ego” que lo hagan con alguien superior en todo nivel.
Y por supuesto no estoy diciendo que está bien que nos monten cacho con una Miss, pero la verdad la traición que ha vivido “Miss Congeniality” no está fácil para el futuro emocional de la misma.



Ustedes pensaran que estoy repetida, pero es que desde que a la bella Sandra Bullock le pasó lo que le pasó con su marido me quedé en shock.Bullock jugó a ser perfecta, a dar lo mejor de sí e incluso a dejar su solteria por el amor de su vida.Como quien dice “cachetada sin mover la mano", eso fue lo que recibió la actriz.
Y lo peor es que me he dado a la tarea de darme un paseo por la vida de la Michelle McGee y nada que ver. La amante del esposo de Bullock para mi gusto no posee un atributo para haber sido la manzana de la discordia. Eso es lo que se llama una estafa. Nada que valga la pena o que motivara a Jesse James a cambiar a una princesa por una piltrafa.



Y me disculpan que utilice términos tan fuertes, pero es que es una aspirante a famosa sin éxito. Claro está, ahora si que se revalorizó ésta modelucha de cinco dólares. De ahora en adelante cada frase dicha por ella es lo más apetecible por los medios de comunicación. Buena estrategia sin duda.
Ahora bien buscando en el historial amoroso de James, el marido de Sandra Bullock siempre tuvo gustos excéntricos. Una de sus compañeras del pasado parece un clon de la amante del presente.
Janine Lindemulder, la segunda esposa de Jesse James es una bailarina y modelo porno muy popular en el bajo mundo. La mujer tiene más del cincuenta por ciento de su cuerpo tatuado. Incluso se ha dado a conocer por sus figuras llamativas impresas en su cuerpo.
Es más creo que Sandra Bullock fue muy arriesgada al unir su vida con un tipo de gusto tan distintos a los de ella. Y aunque dicen que en la variedad está el gusto acá el gusto superó la clase.
Y sin intentar ser jueces, por allí hay otro dicho que señala algo muy cierto: “Entre los colores y los gustos no han escrito los autores”.Es obvio que Jesse James no se le da mucho aquello de las damas, sino lo de las vagabundas. Prefiere lobas a niñas bien.Y como una vez dije ojala que la Bullock no lo disculpe, pero no por infiel, sino por tener malos gustos.

2 comentarios:

Alex_Sevilla dijo...

Carolina , hoy dijiste que todos quieren hablar como mexicanos y quieren verse como mejicanos , estas loca! si las mejicanas son las mas feas Thalia en ese comercial que hace del mundia habla bien feo y todos los mexicanos hablan horrible que molesta escucharlos hablar por que son unos grandes indios!!!! con solo que hablen con ese esilo norteno molestaaaaaa

Evaristo Salgado dijo...

la tipa es una puerca, pero sandra bullock tampoco es la gran cosa... anyway eso es a quien hierro mata hierro muere, pues ella se lo levanto a janine la rubia q es pornstar(en foto)