lunes, 7 de enero de 2013

Cosas que me pasan sólo a mi...

Pues entre algunas de las cosas que hice hoy fue ir al cine con mi hermana por su cumpleaños y les juro que me encanta ir a horas poco comerciales, cuando las salas de cine son soloooo para mi jajajajj. Todo está relajado y puedes llegar incluso 10 minutos antes de que empiece la movie. Estabamos tan emocionadas de ver la película "Los Miserables" que allí las dos parecíamos dos colegialas escapadas del liceo. Compramos unos batidos saludables para las dos horas cuarenta y cinco minutos que nos esperaban, agua y sólo eso por aquello de empezar el año comiendo bien aunque de cine se trate. Y digo esto porque realmente ir al cine y no picar "comida chatarra" es como un milagro, pero SI se puede. El caso es que allí estabamos viendo los adelantos de las películas que vienen en camino y contando los minutos para ver las magistrates actuaciones de Hugh Jackman y Anne Hathaway entre otros. 5, 4, 3, 2 ,1 y sale el comercial de "apaguen sus celulares, no interrumpa a los demás y todas esas cosas que podrían molestar." Empieza la película con una escena fabulosa, fuera de cualquier definición posible, de hecho había sido una de las escenas que vi en xfinity de cómo se realizó y yo andaba impactada con la perfección que mis ojos veían. Yo me encontraba en otro mundo, conectada con la historía, la música, Francia de aquella época, tenía mis ojos llorosos y el corazón acelerado. De hecho cuando voy al cine soy de las que no soporta que le hablen o que me preguten boberías porque me parece un falta de consideración para con los demás. Seguía yo metida en las interpretaciones de Jean Valjean, era como si yo fuera parte la película. Así de intensa soy que cuando de pronto luego de varias escenas de drama en donde no se podía ni respirar, sino sentir lo que cada personaje interpretaba viene y suena el "rinnnnnng ringggg" de un teléfono a todo volumen. Les juro que fue un momento religioso porque sonó en la parte en la que el personaje interpretado por Anne Hathaway está muriendo. Era como para meterle el celular en la coca cola a la propietaria del bendito aparato. Tratando se no distraerme aún y cuando era inevitable porque la sala estaba prácticamente vacía y se escuchaba hasta el paso de una mosca, me metí a la escena siguiente cuando los personajes de Russell Crowe (el inspector) y Hugh Jackman se enfrentan y tienen UNO de los mejores diálogos de la película. La dueña del celular contesta la llamada, camina con los tacones por las escaleras de la sala y empieza a conversar en el pasillo del cine como si estuviera en el patio de su casa. De verdad que ha sido una de las cosas más indignantes que he visto en mi vida. Me parece una falta de respeto para quienes pagamos una entrada al cine de ESA señora por cierto muy fresa, sifrina o encopetada, pero sin ninguna educación. Me pregunto qué era tan importante para no seguir con las instrucciones que dan al inicio de la función. Me pregunto por qué ni se quedan en sus casassss o simplemente no dejan su egoísmo al lado y piensan un poco en los demás serEeees humanos? Lo peor de la historia es que aún y cuando la señora maleducadaaaaa entró de nuevo a la sala pensó que su acción era un chiste y empezó a preguntarle a sus amigas que le contaran lo que se perdió del film más visto estos días. Ya para nook cansarlos solo les digo que ojala pongan multas en los cines a las personas desubicadas y falta de respeto que sacan sus celulares en plena función. Pero de verdad y honestamente les recomiendo que vean "Los Miserables" y espero que no les toque una de estas miserable y atrevida que no les deje disfrutar de su tiempo en el cine. Y saben qué, pueden creer que ya casi cuando la película estaba a diez minutos de que se terminara tuve que correr al baño porque había tomado mucha aguaaaaa y casi me hago en plena sala? Cosas que me pasan sólo a mi...

No hay comentarios.: