miércoles, 19 de septiembre de 2007

DR. HOUSE IT AMAZING: "ONLY GOD KNOWS"



Bueno ayer estaba viendo tele para descarsar y relajarme un rato. Y me puse a ver el capítulo de “House” que de verdad fue cautivador. Ideas originales, temas diferentes, la creatividad a flor de piel y actuaciones de primera línea.

El hospital ficticio Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey, creado por la cadena Fox, lo coloca a una en primera fila y casi como paciente de aquel recinto.

Aquel médico esquivo, escéptico y huraño te enamora con su manera seca de acariciar la pantalla. Odioso así se le tiene que definir. Cerrado y empecinado en sus formas de actuar, así es Doctor House.

Es una relación amor odio que se crea entre el doctor cascarrabias y el televidente que no se cansa de ver su brillante trabajo medico y humano.

Ayer hubo un capítulo en la serie donde un paciente de origen cubano, hizo lo imposible por llegar a los conocimientos del famoso doctor “House”, para que viera a su esposa y la salvara de una condición nunca antes vista.



Recapitulando, recordemos que “House”, es un doctor interpretado por el actor británico Hugo Laurie. El doctor en cuestión es Nefrólogo y especialista en diagnóstico de enfermedades infecciosas muy especiales por así definirlos.

Lo más llamativo de la trama, es que el doctor cura esas enfermedades que otro doctores no curarían ni detectarían. Es un poco su magia, su toque, esa forma de ser tan arisca y llena de intimidad lo que lo coloca en una de esas posiciones de amor y odio como les referí más buscadas por la audiencia.

Imaginen que refiriéndome al capitulo de ayer, el docto había prácticamente a ayudar a una mujer que al parecer tenia un cardiopatía, pero a la vez un cáncer en los huesos.

El caso es que parecía algo muy extraño, que determinó después de unos test como “error humano”. Era lo único que podía pasar en ese caso. Algún error en la creación de la mujer, al ser concebida. No me hagan caso que ésta no es mi especialidad.

Es que esto parece un trabalenguas. La verdad es que me apasionaba era la diferencia de creencias entre el cubano que le pedía a Dios y al doctor le salvaran a su esposa.

Y por otro lado, estaba doctor “House” incrédulo, apático y escéptico que a nivel científico no le encontraba solución al mal de la cubana que había venido sólo a verlo en busca de su cura.

Yo se que no están entendiendo nada de lo que les cuento, mejor es verlo jajja, pero a lo que voy es al tema de la fé, de los poderes mágico-religiosos, que se yo.

Es que de verdad fue un milagro lo que salvo a la mujer y doctor House sólo buscó la explicación científica de lo que ocurría con el cuerpo de la mujer al ser desconectada de los aparatos que proveían vida cuando ésta dejaba de respirar por segundos.

La verdad me sorprendió la manera de abordar el tema del medico conocido por su antipatía para con la raza humana, mejor definido como un misántropo.

El caso es que cuando finalizó el capítulo ayer, el doctor maravillosamente antipático y escéptico concluía que sólo Dios sabe lo que vendrá. Así de sencillo.

1 comentario:

mi despertar dijo...

Muy interesante tu blog.Abrazos desde Miami